El diseño en una bolsa

Una de las cosas que más nos gustó de la exposición de Mariscal en la Pedrera de Barcelona fueron los diseños que había creado para ilustrar simples bolsas de papel. El diseño debía expresar de manera sutil tanto el posible contenido de la bolsa como la marca o la empresa a la que pertenecía.

El mundo del “merchandising” y del “packaging” da cada vez más importancia a algo tan aparentemente inútil como la bolsa en la que llevar realmente lo que has adquirido. Y tienen razón en darle la importancia que merece. Esas bolsas no sólo serán lucidas durante el trayecto del comercio a tu casa…si son chulas (o incluso sin serlo) las llevarás al super para no tener que pagar las de plástico, las seguirás amortizando como bolsas hasta que se acaben rompiendo…

Hemos encontrado más ejemplos de este concepto de diseño y esta manera de perpetuar la comunicación y publicidad (de menos bestia a más bestia):

 

Hasta parece que pese más la bolsa...

Éste era el nivel 1, ahora vienen las bolsas del nivel 2 de “bestias”:

 

Ésta duele y todo al mirarla...

Y por último las que más bestias nos han parecido…

El hombre da penita...

Ésta está en todas las versiones (hombre, mujer, por delante, por detrás...)

S - El equipo de Me gusta o no

Comparte que es gratis
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario