I’m loving it…

Por mucho que lo critiquen, por muy basura que sea su comida, por muy sucios que sean los establecimientos…muy raro sería que algo que hiciese cambiar de opinión: Me encanta el McDonald’s. Y lo digo así, directamente y sin bajar la cabeza porque recuerdo que de más pequeña, en el colegio, decir que te gustaba era vergonzoso. Era como afirmar que eras una vaca y que te encantaba serlo…Todas afirmaban que lo odiaban pero después se relamían y se chupaban los dedos si las invitabas a uno en tu cumple…

Pero no quería escribir el post para hablar de esa gente y sus pequeños traumas. Quería hablar de nuestro descubrimiento y al que nos estamos empezando a viciar.

Es un nuevo producto llamado “Capricho Fusión”. Hay otro “Capricho” pero que solo es un nugget metido en una tortita. Del capricho del que os hablo tiene una salsa muy buena, cebollita de esa crujiente de los hot dogs de Ikea y un regustillo a dulce muy bueno. La descripción que ellos dan es: “Apetitoso pollo acompañado de cebolla crispy, lechuga y una salsa de mostaza con un toque de miel. Un sabor diferente que te sorprenderá.”

Capricho Fusión...mmmmm...

Sé que este post parece una oda a McDonald’s pero tranquilos, aunque una de sus hamburguesas fue una de las primeras comidas sólidas que probé de bebé, prometo no llegar a ninguno de estos dos extremos:

¿Será una calcomanía del Happy meal?

Filet mignon como diría mi profesor de Hosteleria

S- El equipo de Me gusta o no

Comparte que es gratis
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario