Lo bueno, lo malo, lo peor…

La sociedad actual es criticada por su falta de cultura, leer poco, cometer muchísimas faltas ortográficas, escribir como si de sms se tratara…hemos olvidado vocabulario, palabras que antes se utilizaban y ahora ya nadie dice…vivimos en un momento de la historia de la humanidad en que lo esencial es la rapidez, la inmediatez…pero todo tiene un precio y es ahí cuando olvidamos tiempos verbales o el gran abanico de adjetivos que tiene la legua española. (todo este royo tiene una conclusión aunque no lo parezca…). El caso es que todo el mundo a quien le queda un mínimo resquicio de cultura apoya el uso de adjetivos descriptivos en nuestra vida cotidiana. No sólo de adjetivos si no de verbos también. Últimamente se habla únicamente con 3 o 4 verbos, el más utilizado: HACER – hacer un edificio, hacer la comida, hacer el amor…está bien “hacer” cosas pero no debemos olvidarnos de “construir” un edificio, de “cocinar”, “asar”, “rehogar”, “cocer”…o de hacer el amor, foll…, mmmmmm….forni…..bueno, tener relaciones (el ejemplo me ha salido mal…). Pero por otro lado, y éste es un ejemplo de paradojas de la vida, existe últimamente el fallo inverso: el uso excesivo de adjetivos. Con una imagen real de un bar de Barcelona doy por concluida esta pequeña reflexión que a todos debe darnos en qué pensar.

Significa eso que también tienen Patatas Bravas malas??

Comparte que es gratis
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario